CELTA

El Celta despide una temporada histórica en el adiós de Berizzo

El Celta de Vigo despide este domingo ante la Real Sociedad, obligada a ganar y esperar un tropiezo del Villarreal o el Athletic para no ser séptima, una temporada histórica, en la que alcanzó por segunda temporada consecutiva las semifinales de la Copa del Rey y disputó, por primera vez en su historia, la misma ronda de la Europa League.

La primera plantilla en las instalaciones deportivas de A Madroa.
La primera plantilla en las instalaciones deportivas de A Madroa.
El Celta despide una temporada histórica en el adiós de Berizzo

Llegar tan lejos en ambas competiciones obligó a la plantilla a un esfuerzo descomunal que le pasó factura en la Liga. Eduardo Berizzo, poco amigo de las rotaciones, se vio forzado a dosificar a sus mejores jugadores y eso le penalizó en el tramo final del curso, con seis derrotas consecutivas que le dejaron sin opción de luchar por el objetivo que desea su rival de mañana.

Esa mala dinámica animará al técnico argentino a salir mañana con un equipo con muchos titulares. Berizzo quiere cerrar el curso con una victoria en el que será su último partido en el banquillo de Balaídos, después de no alcanzar un acuerdo con la directiva para ampliar su contrato, pese a que ese era su deseo.

"Hice mucha fuerza por quedarme. No tengo ningún plan B ni tendré. Toda mi energía estaba puesta en continuar aquí porque es un lugar que adoro", dijo este mediodía el todavía entrenador celeste, distanciado de la directiva en las últimas semanas por la falta de un proyecto ambicioso que él exigía para seguir creciendo.

Berizzo se marcha después de hacer historia: devolvió al equipo a una competición europea diez años después, lo clasificó para jugar dos semifinales de la Copa del Rey de manera consecutiva y lo metió, por primera vez en los 94 años del club, en las semifinales de la Europa League.