GENK-CELTA

Brilló en lo suyo y en lo que se le exigió

Participó de la posesión en la primera parte y en la segunda supo jugar menos preciosista

Andreu Fontás celebra el pase a las semifinales de la Liga Europa al final del partido de ayer.
Andreu Fontás celebra el pase a las semifinales de la Liga Europa al final del partido de ayer.
Brilló en lo suyo y en lo que se le exigió

8Fontás. Su recuperación según ha ido avanzando la temporada ha permitido que el central catalán llegue en un gran momento a este final de temporada, con lo que la afición está pudiendo recordar el futbolista al que una lesión frenó su magnífico rendimiento de hace dos temporadas. Anoche en Genk, comenzó siendo partícipe de la posesión celeste en la primera parte y pese a que en la segunda el partido acabó derivando en un fútbol feo que no es su especialidad, mantuvo el tipo con garantía, dando muestras de calidad, frialdad y capacidad de pelea física con los delanteros belgas.
Berizzo repitió la apuesta por Fontás en el centro de la defensa pensando en esa capacidad para jugar el balón desde atrás. Pero el fútbol no te permite quedarte dormido en tus virtudes y el encuentro acabó exigiéndole al ex del Barcelona una versión menos ligera y más contundente. Su frialdad para bajar el balón en el área propia en el tiempo de descuento para solventar un ataque local lo corona.n