CELTA

Brais se une a la fiesta de A Madroa en la selección

El mediapunta mosense del Celta se une a Aspas en la Selección para  los partidos ante Croacia y Bosnia: "Es un sueño desde pequeño", asegura el debutante. Luis Enrique convoca también a los canteranos celestes Jonny y Rodrigo, mientras  Pape e Iván Villar van con la Sub'21 .

Iago Aspas y Brais Méndez coincidirán la próxima semana en la concentración de la selección española.
Iago Aspas y Brais Méndez coincidirán la próxima semana en la concentración de la selección española.
Brais se une a la fiesta de A Madroa en la selección

Poco antes del mediodía de ayer, llovía en A Madroa. Sobre el campo, la primera plantilla entrenaba pensando en el Real Madrid. Y en las oficinas, actividad normal. Se sabía que había lista de la selección y se esperaba que Iago Aspas repitiese en la absoluta y se deseaba alguna alegría en la sub-21, en forma de Brais Méndez o Fran Beltrán. A las 11:30, Luis Enrique Martínez, hoy seleccionador y otrora morador de esas mismas instalaciones, hacía pública  la lista de convocados para los partidos ante Croacia (día 15, Liga de Naciones) y Bosnia-Herzegovina (día 18, amistoso).

Y la sorpresa corrió como la pólvora: Brais, con la absoluta. De las oficinas bajaron Felipe Miñambres, director deportivo, y Carlos Hugo García Bayón, director de la cantera, cuando la sesión tocaba a su fin para encontrarse con el protagonista. No hubo griterío. Fue una alegría interna, contenida y sincera, como el propio jugador. Ése que  hace apenas dos listas debutó con la selección sub-21 y que ni tan siquiera había acudido a la última llamada de ésta. Eso sí, había pasado por los combinados sub-17, sub-18 y sub-19.
Enseguida comenzaron a hacerse cuentas. Ninguna cantera de España está tan representada en la lista de la absoluta como A Madroa. Además de los célticos Aspas y Brais, hay que añadir al vigués Jonny Castro –traspasado este verano al Atlético desde el Celta y hoy por hoy jugando cedido en el Wolverhampton– y a Rodrigo Moreno –valencianista formado en el Ureca y con pasado en la cantera celeste–. Cuatro canteranos  del club vigués por tres del Real Madrid –Llorente, Hermoso y Morata, curiosamente, ninguno que milite en la actualidad en el conjunto blanco– y otros tantos del Barcelona –Jordi Alba, Sergi Busquets y Sergi Roberto–.
Ajeno a todos estos detalles y digiriendo la noticia sin haberla compartido todavía con sus allegados, Brais se declaró "feliz, ilusionado, contento. Es un sueño desde pequeño y que se cumpla tan rápido y de esta manera me resulta sorprendente y, sobre todo, ilusionante. Es el trabajo lo que te lleva hasta aquí". Gestionando la sorpresa con frialdad, reconoce que por no contar "no contaba ni con la sub-21. Es algo que trabajas para ello y si viene, bienvenido sea. Pero la absoluta son palabras mayores".
A Brais le alegra, además, coincidir en la selección con más canteranos. "Habla muy bien del trabajo que se está haciendo en A Madroa. Cuatro canteranos en la selección absoluta de España no es nada fácil y el Celta como club tiene que estar orgulloso y seguir trabajando para que puedan llegar más", explicó. Convivir ha convivido con dos de ellos, Iago Aspas y Jonny Castro: "Son compañeros. Con Jonny compartí vestuario hasta hace poco y a Iago, gracias a dios, lo sigo teniendo en mi equipo. Eso ayuda en este momento".
Como futbolista cabal que es, el mosense es consciente de que los éxitos personales siempre tienen una base grupal en un deporte colectivo como el fútbol. Por eso, considera que esta llamada se debe "al trabajo del equipo, sobre todo. No es una cosa sólo mía. Al final,  un jugador se debe a su equipo y a sus compañeros. Tengo que estar agradecido a ellos". Y, añade, bromeando, que "si tengo que pagar una comida, la pagaré encantado". 
En cuanto a la figura del actual seleccionador, Luis Enrique Martínez, Brais recuerda que cuando éste pasó por Vigo él militaba todavía en el equipo juvenil. Pero sí hubo contacto directo, aunque mínimo: "Cuando él estaba aquí, entrené un par de veces con el primer equipo pero no sé si tiene  muchos recuerdos. Yo sí me acuerdo perfectamente porque eres el juvenil que sube y te llama la atención. Tengo que estarle agradecido". Otra cosa es el resto de su cuerpo técnico, con el que sí trabajó la pasada temporada día a día.
Pese a hablar nada más conocer la noticia, el mosense ya era consciente de que tenía que medir sus sensaciones. "No me gusta ponerme presión por este tipo de cosas. Hay que salir a jugar con la máxima naturalidad posible, da igual quien sea. Creo que ya dejé de ser ese canterano que viene del filial, ese chico joven. Coger más responsabilidad y protagonismo cada vez  es lo que quiero hacer. En el fútbol pasa todo muy rápido. No te conoce nadie y de repente en un año has debutado y te llama la selección. Lo más importante es tener los pies en el suelo, saber de dónde vienes, quién eres y qué te ha traído hasta aquí", resumió. Con las ideas tan claras, afirma que esta noticia "no me va a desconcentrar nada. Sé lo que hay, lo que viene, y este partido –el del Real Madrid el domingo– es muy importante para nosotros. Nada externo me va a descentrar del partido".
La llamada de la absoluta ha llegado pese a haber tenido que jugar muchas veces fuera de su posición ideal: "Me siento más cómodo de mediapunta pero no tengo ningún problema en jugar en banda. Me amoldo a lo que le míster necesite y quiera. No hay ningún problema". Y, desde esa actitud positiva, considera que da igual en qué posición tenga pensado Luis Enrique utilizarlo: "No lo sé. Como lo que ellos quieran. Yo me amoldo".
La inesperada convocatoria le llega a Brais en una semana ya especial de por sí porque el domingo visita Balaídos el Real Madrid. Para el mosense, se trata de un "partido complicado pero sobre todo bonito. Es un reto importante para nosotros. Esperemos que la primera bendición de esta llamada sea ganar el domingo. Ya nos centraremos después en lo que viene".
Sabedor de que su nombre sonó ayer en toda España, Brais mantiene  la frialdad. "Cada partido juego igual, da lo mismo contra quien sea. Es cierto que hay más focos por lo que mueve el rival, porque no deja de ser uno de los clubes más grandes del mundo. Pero nosotros salimos a jugar igual, no importa quién esté enfrente", afirma. Ésa es la actitud.n