SEGUNDA DIVISIÓN B

Borja Jiménez deja el Rápido

El entrenador abulense opta por no seguir tras finalizar la campaña en la quinta posición

Borja Jiménez, ya exentrenador del Rápido de Bouzas.
Borja Jiménez, ya exentrenador del Rápido de Bouzas.
Borja Jiménez deja el Rápido

Tres días después de finalizar la temporada, Borja Jiménez anuncia su marcha del Rápido de Bouzas. Su aventura en el Baltasar Pujales duró una temporada. Llegó para tomar las riendas de una formación que ascendió contra pronóstico y se marcha tras finalizar la temporada de debut en la quinta posición de Segunda División B. El motivo de la marcha es claro: la salida de la entidad del director deportivo Álex Martínez, su mentor en la entidad. 
"Creo que se acaba el ciclo, que empezó el año pasado. Entré de la mano de Álex y creo que tenía que salir de la suya, que es el que apostó por mí. Creo que es la persona que sustentó el proyecto toda la temporada y necesitaba saber cómo iban a ser las cosas para seguir después del año que habíamos hecho", expresó Borja Jiménez. 
La campaña fue especial para el preparador y los jugadores "porque sabía que venía a un club con ciertas limitaciones, pero cuando lo acepté ya era consciente de lo que me iba a encontrar. Durante el año trabajamos con tranquilidad, lo que ayudó a conseguir los resultados. De hecho, estuvimos cómodos y la tarea de Álex Martínez para que todo funcionara bien fue fundamental. En lo referente a tranquilidad, estuve en el mejor sitio, no pude poner ningún pero". 
El objetivo del Rápido de Bouzas esta campaña era salvar la categoría y servía hacerlo en el último minuto del último encuentro. No obstante, por lo que luchó en el cierre del curso fue por disputar la promoción de ascenso. "Al principio, los resultados te pueden llevar a sorpresas, pero luego vas viendo que puedes competir cada fin de semana con cualquier rival. Está claro que dar un rendimiento tan alto y de forma tan continuada no es algo habitual. No hemos tenido ningún momento de observar que el equipo se venía abajo. Siempre ha sido muy reconocible, competitivo y trabajador y es algo importante", afirma Borja Jiménez.
El técnico asegura que deja el banquillo del Rápido de Bouzas sin ninguna propuesta en firme: "Todavía no tengo nada, cero patatero. La campaña aun termina ahora y supongo que los clubs empezaran a tomar decisiones. Al menos, eso espero". 
El abulense se lleva un grato recuerdo del club y de la ciudad y descarta diferencias con el presidente de la entidad, Manuel Seoane, como el motivo de su marcha: "No he tenido un trato continuado en el día a día porque para eso está el director deportivo. Él se encarga de la gestión y cumplió con todo, no hay ningún tipo de problema. Trabajamos con tranquilidad". 
Precisamente, Seoane trabaja en la contratación de un director deportivo y un entrenador. Espera cerrarlo en menos de una semana para perfilar la plantilla.n