CELTA

Balaídos se sigue desinflando

La media de asistencia continúa cayendo, el récord negativo se acerca a 10.000 y el positivo apenas supera los 20.000

El derbi fue el último partido disputado en Balaídos. Hubo buen ambiente, pero no se llegó a 21.000 personas.
El derbi fue el último partido disputado en Balaídos. Hubo buen ambiente, pero no se llegó a 21.000 personas.
Balaídos se sigue desinflando

Otrora sería impensable que a un partido de Liga del Celta en Primera División acudiesen menos de 10.000 aficionados. Pero el desalojo de Balaídos en las últimas temporadas está siendo de tal calibre que en la campaña que ahora termina estuvo cerca de suceder –10.611 fue el número de espectadores en la visita del Leganés, un viernes–. Y todavía resta el encuentro de mañana contra el Levante, sin nada en juego pero esta vez favorecido por los precios fijados por el club y por el día y hora de la disputa –un sábado a las 13:00–.
Por cuarta temporada consecutiva, la asistencia media a Balaídos cae. Desde la campaña 2013/2014, la de Luis Enrique Martínez al frente del banquillo celeste, se ha producido un bajón de casi 3.400 personas de media –de 19.837 a 16.471–. Coincide, además, con el periodo en el que la Liga más y mejor ha controlado las entradas en los estadios españoles.
El descenso afecta a todos los aspectos. Así, esta temporada destaca por tener la asistencia más baja en Primera que se recuerda, esos 10.611 del Leganés en la jornada 13. Los 11.250 que se juntaron para una visita del Getafe en la jornada 25 de la temporada 12/13 era, hasta ahora, el récord por abajo.
Pero también en la máxima asistencia ha habido bajón. Los partidos ante los grandes suelen congregar muchos más espectadores, al unirse a los habituales los que quieren seguir en directo a los mejores jugadores del mundo y los seguidores de esos equipos gigantes en la zona. Sin embargo, este curso el máximo se produjo con los 20.872 espectadores en el duelo contra el Real Madrid de la primera jornada de este 2018, allá por el pasado 7 de enero. El conjunto blanco siempre marca el récord, pero menguante: de los 27.703 de la visita blanca en la campaña 13/14 se pasa a los 25.274 de este mismo encuentro en la 14/15, a los 24.519 ante el mismo rival en la 15/16 y a los 22.838 de la 16/17.n