CELTA

Balaídos frena la caída

La asistencia al estadio se estabiliza tras años de descenso en los ocho partidos jugados

Balaídos ha frenado en esta segunda mitad de año la caída en espectadores que es norma desde hace tres temporadas.
Balaídos ha frenado en esta segunda mitad de año la caída en espectadores que es norma desde hace tres temporadas.
Balaídos frena la caída

Desde la temporada 2013/2014, la asistencia de aficionados a Balaídos en Liga ha ido descendido campaña tras campaña. Una tendencia marcada que bajó la media desde cerca de las 20.000 personas (19.837) en el curso en el que Luis Enrique Martínez ocupó el banquillo celeste, la segunda consecutiva en Primera División, a las poco más de 16.000 del último año de Eduardo Berizzo al frente del conjunto vigués (16.068).
Tal dimisnución, achacada siempre desde el club a las incomodidades de un estadio viejo y en obras y nunca relacionada con la política de precios en los abonos, parece haberse frenado al menos en lo que llevamos de la actual campaña. Sin que exista un resurgir importante en cuanto a cifras, en los ocho partidos que hasta la fecha ha acogido Balaídos en Liga muestran un freno en la caída libre de anteriores ejercicios.
Yendo puramente a la media de asistencia, ésta ha vuelto a bajar, pasando de la mentada 16.068 a 15.750. Pero la lectura puede ser más profunda contabilizando una circunstancia especial: el cierre a última hora de las dos gradas de Río en el partido ante el Atlético de Madrid sin posibilidad de reubicar a los abonados y aficionados en general que se iban a situar en ellas. Esos 4.000 o 5.000 seguidores que se quedaron fuera elevarían la media a unas cifras similares a la de la pasada campaña o incluso algo superiores.
Además, este hecho se produjo en la única visita de uno de los tres grandes de la Liga a Balaídos esta temporada, en la que por el momento tampoco pasó por el recinto vigués el Deportivo, otro de los conjuntos que suele suponer una mejor entrada. En este sentido, por ejemplo, se espera que la asistencia al estadio sobre el Lagares el próximo día 7, con motivo del paso del Real Madrid, sea importante.
Hasta el momento, el partido que más gente atrajo a Balaídos esta temporada es la visita del Athletic Club, rozando los 20.000 (19.779). Cerca se quedó la última aparición del Celta ante su público, ante el Villarreal (18.215), también en domingo. Y el peor aspecto de las gradas, obviando la Copa ante el Eibar (8.286), se dio en el encuentro ante el Leganés, con apenas 10.500 celtistas en el estadio (10.611).n