RUGBY DIVISIÓN DE HONOR B

"Hay que aprovechar el legado que deja Maxwell"

Lleva el rugby en la sangre. Adrián Lago (Vigo, 1980), hijo de la leyenda gallega Manuel Lago, es el nuevo entrenador del Vigo Rugby y asume el cargo con el reto mayúsculo de relevar a Norman Maxwell, el 'All Black' que dirigió al equipo durante los últimos ocho años.

Adrián Lago (izquierda) posa junto a Uru, miembro de su cuerpo técnico además de jugador.
Adrián Lago (izquierda) posa junto a Uru, miembro de su cuerpo técnico además de jugador.
"Hay que aprovechar el legado que deja Maxwell"

Lejos de asustarle, Lago, que asciende desde el equipo filial, toma el relevo como un honor e insiste en repetidas ocasiones en la importancia del "legado" que deja Maxwell en el club y la obligación de aprovecharlo. La mejoría fuera de casa y una salvación con menos sufrimiento, los objetivos de un técnico que lleva ligado al Vigo Rugby casi desde su nacimiento hace 30 años, cuando acompañaba de la mano a su padre, primer entrenador de la entidad y pionero del rugby gallego.

¿Cómo ha sido el proceso de su nombramiento?
A finales de junio hay un cambio en la directiva y se valora la no continuidad de Norman y se decide apostar por un equipo de trabajo de la casa, en el cual estarán conmigo Uru, Maka (Tatafu) y Carlos de Cabo (todos ellos, jugadores del primer equipo). Hasta ahora habíamos tenido entrenadores de fuera y es una apuesta interna por la gente de casa.

Esta oportunidad le llega tras toda una vida ligado al club. 
Sí. Cuando el club se fundó hace 30 años, acompañaba a mi padre a los entrenamientos en los campos de O Vao y ahí empecé. He sido jugador  y llevo entrenando desde hace once años. Me siento preparado y muy bien acompañado por el conocimiento de Uru, Maca y Carlos.

¿Será una línea continuista?
Queremos aprovechar todo el trabajo que ha hecho Norman en Vigo. Al final es un 'All Black' que jugó un Mundial y es amigo íntimo de Dan Carter y de Richie McCow y fue entrenado por el actual seleccionador. Son palabras mayores.

¿Qué legado deja en Vigo todo un 'All Black' como Norman Maxwell?
Nos enseñó a jugar. Nos enseñó los fundamentos del rugby, a asumir riesgos, a salir a un campo a ganar sea contra el rival que sea. Es cierto que el año pasado lo pasamos mal pero aquí han caído equipos muy fuertes como Santander o Bera Bera. Lo que ha hecho todos estos años sin fichajes y con gente de Vigo y de Galicia, es increíble. 

¿Qué confección tendrá la plantilla?
También continuista. Mantendremos el bloque del año pasado, con uno o dos jugadores del filial que subirán al primer equipo. Tendremos también a lo largo de la temporada un grupo de trabajo con varios jugadores más que, en función de su evolución, podrían ir incorporándose. Puede que haya el fichaje de algún jugador gallego pero no es nada seguro. 

¿Cuál es el objetivo de la temporada?
La permanencia. Va a ser complicado porque estos años ya no fue fácil, pero tenemos que intentarlo. Hay que asegurar los partidos de casa contra los equipos de nuestro nivel y luego tratar de hacer un esfuerzo para ganar fuera.
 
¿El aspecto a mejorar son los partidos como visitante?
Es una deuda que tenemos y hay que solventar. Aparte de ganar o no, nuestro sistema clasificatorio te da un premio: el bonus ofensivo –si haces cuatro o más ensayos te dan puntos en la tabla– y defensivo –perder de siete o menos–. Aunque no podamos ganar en campos punteros, por qué no vamos a ser capaces de hacer cuatro ensayos. Son puntos muy importantes, que te van a dar un colchón de seguridad para conseguir salvar la categoría mucho antes. 


¿Los problemas con el campo están solventados?
Tenemos la gran suerte de que la Universidad nos cede sus instalaciones y contamos con un campo de césped sintético para entrenar y otro de hierba natural para jugar. Lo que pasa que la temporada pasada llovió desde  octubre hasta junio y no es fácil.

¿Qué papel tiene el club en la implantación del deporte en Vigo?
En estos 30 años pasamos de jugar en regional a llegar a División de Honor. Vinieron grandes jugadores y ha pasado un 'All Black'. Tuvimos a un ex 'Puma' (internacional argentino) dando un seminario en mayo y estamos en contacto con el rugby internacional. Tenemos una escuela fuerte, con casi 200 niños y nos ayuda que las categorías inferiores entrenen en la ETEA dos días a la semana. Somos gente de Vigo: construimos barcos, fabricamos coches y traemos el pescado, así que somos trabajadores y con ganas de seguir aprendiendo. n