BALONCESTO EN SILLA

El Amfiv propone abrir su deporte a no discapacitados

El club vigués quiere importar un sistema que ya funciona en países como Alemania o Italia

El Amfiv ha organizado torneos en los que participan personas con discapacidad y no discapacitados.
El Amfiv ha organizado torneos en los que participan personas con discapacidad y no discapacitados.
El Amfiv propone abrir su deporte a no discapacitados

El baloncesto en silla de ruedas nació en la década de 1940 para facilitar que las personas con discapacidad física pudieran practicar deporte, pero con el paso de los años esta modalidad ha ido creciendo hasta el punto de generar clubes profesionales y competiciones nacionales e internacionales.
Ahora, esos equipos quieren seguir aumentando sus recursos y para ello surgió la idea de integrar a deportistas no discapacitados, una iniciativa que ya se ha puesto en marcha en países como Alemania, Francia, Italia, Canadá o Australia.
En España, la actual Ley del Deporte no permite que personas no discapacitadas participen en las competiciones oficiales de baloncesto en silla, pero clubes como el Amfiv han propuesto ya un cambio en la legislación para seguir el camino marcado por países en los que esta modalidad deportiva está más desarrollada. "Nuestro deporte tiene un problema, que es que no llega a más público porque la gente no se identifica con él. Antes había público porque era algo novedoso ver a gente con discapacidad haciendo deporte, pero hoy en día un equipo mínimamente profesional no se mantiene con eso. Necesita una masa social y que la gente se identifique con el deporte, por eso el fútbol o el baloncesto a pie tienen el número de seguidores que tienen", explica el presidente del Amfiv, José Antonio Beiro.
La propuesta de abrir el baloncesto en silla a no discapacitados surgió hace tiempo, pero al inicio de la presente temporada se produjo un nuevo intento de llevarlo a cabo por parte de varios clubes, entre ellos el Amfiv.
"Hace cinco o seis años ya lo propusimos, pero nuestro deporte estaba todavía despuntando en España y a lo mejor no era el momento. Esta temporada se creó la tercera división para integrar a equipos sin recursos o que están empezando, porque las otras dos categorías ya son profesionales. Es una liga totalmente amateur y se propuso abrirla a no discapacitados para ver si funcionaba porque, por ejemplo, había un equipo en Zamora que tenía seis personas discapacitadas pero no eran suficientes para montar un equipo para competir, y así podrían llegar a diez o doce jugadores", señala Beiro, que no obtuvo una respuesta positiva: "Se ampararon en la Ley del Deporte, pero no creo que sea tan complicado cambiar una ley".
Uno de los argumentos que expusieron los clubes ante la Federación fue precisamente el torneo de integración 3x3 que organiza anualmente el Amfiv, en el que personas no discapacitadas compiten con los jugadores del equipo vigués. "Cada vez que hacemos uno hay más de doscientos inscritos, lo que significa que el deporte tiene tirón", destaca el presidente, que asegura que existe una demanda amplia para integrar a jugadores sin discapacidad: "La mayoría de los clubes están a favor y el coordinador nacional de baloncesto en silla, también. Hace diez años, jugadores que tenemos nosotros en las escuelas o en el filial podrían estar en División de Honor, pero desgraciadamente a día de hoy es muy complicado porque se ha convertido en un deporte profesional y, además de tener una discapacidad, tienes que ser bueno. Por eso nosotros diseñamos la idea del equipo filial, para dar cabida a esos jugadores que no pueden competir en la máxima categoría".
Beiro reconoce que en la Federación la idea no ha calado hasta el momento, pero confía en que, con el paso del tiempo, España siga la senda de los países que han integrado a no discapacitados: "Ahora mismo no veo muchas ganas de ponerlo en marcha. Si se quisiese ya se habría hecho este año en la tercera división porque la presión de los clubes fue muy fuerte y al final no se hizo amparándose en la ley, pero tarde o temprano creo que se aprobará porque es a lo que tienden las ligas europeas. Es cierto que en competiciones europeas esos jugadores no discapacitados no pueden participar a día de hoy, pero creo que al final se acabará modificando todo".