CELTA-LAS PALMAS

Amenaza de vacío

En su segundo partido en lunes como local, el Celta podría vivir una de sus peores entradas de una temporada escasa en Balaídos

El equipo entrenó ayer en un Balaídos totalmente vacío.
El equipo entrenó ayer en un Balaídos totalmente vacío.
Amenaza de vacío

Las dos peores entradas de la temporada en el estadio de Balaídos 
–obviando la vivida ante el Atlético de Madrid por el cierre a última hora de las dos gradas de Río debido a un defecto en la nueva cubierta– se produjeron en sendos partidos fuera del fin de semana: en la jornada 13, cuando el Leganés visitó Vigo un viernes a las 21:00 horas, sólo se personaron en el estadio 10.611 aficionados; y en la 21, hace poco más de un mes, se afrontó el hasta hoy único encuentro como local en lunes (21:00) y la cifra de asistentes fue de 14.667.
La política de precios de las entradas puesta en marcha por el club en las últimas semanas está intentando frenar la tendencia negativa en la asistencia a Balaídos. Pero hoy toca jugar de nuevo en lunes y ante un rival de la zona baja, con lo que la amenaza de que el apoyo desde el graderío no sea muy numeroso es más que real.
Lo cierto es que tampoco el hecho de jugar en fin de semana las dos últimas jornadas como local le ha valido al Celta para que su estadio presentase un mejor aspecto. Así, ante el Espanyol –un domingo a las 18:30 horas– fueron 15.649 los aficionados presentes; y ante el Eibar –un sábado, aunque en el inusual horario de las 13:00–, la cifra fue todavía inferior: 15.383. Sea como sea, alcanzar esos 15.000 espectadores hoy se antoja complicado siendo el día que es y la posible presencia de lluvia que anuncian los servicios meteorológicos.
En lo que va de campaña, Balaídos únicamente se fue por encima de los 20.000 asistentes –una cifra otrora alcanzada con asiduidad– en la visita del Real Madrid el pasado día 7 de enero, cuando se reunieron 20.872 aficionados en el recinto deportivo municipal. Muy cerca de ese número redondo de los veinte millares se estuvo ante el Athletic Club el domingo 5 de noviembre, con 19.779. Sin embargo, lo habitual es que las gradas del estadio vigués, en pleno proceso de reforma y modernización, cada vez congreguen a menos seguidores. Hoy puede ser otro mal día.