SEGUNDA DIVISIÓN B

Alberto Solís impulsa al Celta B

El jugador sevillano marcó losdos goles con los que los celestes ganaron ayer al Deportivo Fabril en el derbi

El centrocampista Alberto Solís, celebrando su segundo gol de ayer ante el Deportivo Fabril en Barreiro.
El centrocampista Alberto Solís, celebrando su segundo gol de ayer ante el Deportivo Fabril en Barreiro.
Alberto Solís impulsa al Celta B

El Celta B se impuso ayer en Barreiro en el derbi contra el Deportivo Fabril en un encuentro marcado por la igualdad del primer tiempo entre ambos equipos y una segunda mitad que muchos aficionados del filial celeste no olvidarán gracias al doblete marcado por Alberto Solís, que saca al equipo del  puesto de promoción de descenso del Grupo I de Segunda División B y se coloca en la zona media de la tabla.
La batalla entre filiales comenzó en el estadio de Barreiro con la presencia del presidente del club vigués en la grada, Carlos Mouriño, recibido entre abucheos por la afición tras la derrota del pasado sábado del primer equipo en Balaídos. Una vez iniciado el encuentro, el Celta B fue quien marcó el ritmo en el campo durante los primeros minutos, con una primera jugada peligrosa por parte de los locales en el minuto 3 que fue atajada por Bermejo en un gran trabajo defensivo. El Deportivo Fabril tapó las bandas desde el principio, consiguiendo a los cinco minutos su primera ocasión de gol con un disparo de Valín a la portería celeste. Los de Rubén Albés comenzaron a presionar más ante un Fabril que no encontraba espacio en el césped de Barreiro, pero como si de una pelea de boxeo se tratase, el conjunto visitante encontró la forma de reponerse y empezar a contrarrestar las ofensivas locales. Abeledo ponía en aviso al Celta B con un disparo desde la frontal del área que los defensas celestes fueron capaces de frenar.
El primer tiempo fue un pulso entre dos equipos que luchaban por la victoria pero con serios problemas para crear ocasiones de gol. El partido se fue al descanso con el marcador a cero y con una igualdad en el campo que dejaría de estar presente tras la reanudación. El Celta B salió al césped como un caballo desbocado, yendo a por todas y logrando su objetivo tras insistir ante la portería de Álex Cobo. Pastrana, con un disparo que se va muy arriba en el 46; Alende ,tras un desmarque, chuta y deja el balón a escasos centímetros de entrar; Apeh, con un tiro demasiado alto; y Bermejo, lanzando el esférico al segundo palo. Todo en menos de 10 minutos. El filial celeste dejó claro que era cuestión de tiempo poner el electrónico a su favor y de ello se encargó el centrocampista sevillano Alberto Solís con un doblete que supo a gloria tras su largo periodo alejado del campo por una rotura del ligamento cruzado. En el 63, tras un balón a la frontal del área, Solís apareció para golpear el balón con su pierna derecha en un magistral tiro que levantó al público que estaba apoyando al equipo en Barreiro. El centrocampista sentenció la victoria en el derbi ocho minutos después. Solís aprovechó un pase interior de Bermejo en el área, logrando el 2-0. 
El Fabril intentó engancharse al partido en el tramo final, pero los deberes ya estaban hechos por un Celta B que vuelve a respirar. n