CELTA

A Madroa, en el mercado

Desde el ascenso a Primera, el primer equipo se ha desprendido de diez canteranos

Pape pertenece a la primera plantilla del Celta por contrato desde el pasado mes de enero.
Pape pertenece a la primera plantilla del Celta por contrato desde el pasado mes de enero.
A Madroa, en el mercado

AMadroa trabaja en la formación de futbolistas para, principalmente, intentar completar el primer equipo del Celta. Es un camino arduo que se ha complicado todavía más en los últimos años con el aumento de nivel del conjunto vigués. Aun así, el plantel profesional todavía cuenta a día de hoy con nueve jugadores formados en su cantera: Sergio Álvarez, Rubén Blanco, Iván Villar, Hugo Mallo, Jonny Castro, David Costas, Pape Cheikh, Álex López y Iago Aspas.
Con todo, el hecho de llegar al primer equipo no garantiza la continuidad en él. Y de eso pueden hablar los diez canteranos –uno de ellos, Aspas, con retorno posterior– que, desde la vuelta del Celta a Primera División en junio de 2012 y teniendo ficha del primer equipo, han dejado el conjunto celeste para seguir sus carreras.
El mercado siempre amenaza con aumentar esta última nómina. De hecho, hoy por hoy, dos futbolistas suenan con insistencia en informaciones periodísticas como objetos de deseo de poderosos equipos con los que el vigués no puede competir económicamente. Se trata de Jonny Castro, a quien se ha relacionado con  varios equipos italianos y se sigue relacionando de forma insistente con el Sevilla –pese a que tanto Berizzo como el director deportivo sevillista han negado esta posibilidad–, y Pape Cheikh. En el caso de este último, Sky Sports y varios medios ingleses retomaron en las últimas horas el interés del Tottenham, que todavía no ha realizado fichaje alguno este verano, en el prometedor centrocampista senegalés, hablando incluso de que se pretende cerrar la operación la próxima semana. Además, incluyen al Olympique de Lyon como otro equipo interesado en el céltico.
El pasado 1 de febrero, Pape renovó su contrato con el Celta hasta 2021. Y Juan Carlos Unzué ha demostrado en esta pretemporada que cuenta con él, aunque le gusta situarlo de pivote, una posición en la que el senegalés, que acaba de cumplir los 20 años, todavía sufre tácticamente.
Por lo tanto, ni en el caso de Pape ni en el de Jonny, el Celta tiene interés alguno en desprenderse de ellos. Pero eso no es óbice para que la operación se pueda realizar, tal y como sucedió en anteriores ocasiones con casos como el de Santi Mina en verano de 2015.
El delantero ahora del Valencia forma parte de esa decena de canteranos celestes con contrato del primer equipo que dejaron Vigo desde el último ascenso. De hecho, Mina ha sido el traspaso de más beneficios económicos, ya que el conjunto che desembolsó 10 millones de euros. En esa misma línea, aunque con cantidades más  modestas, se produjeron las salidas de Yoel Rodríguez –también en 2015 y también al Valencia, a cambio de 2 millones– o Jota Peleteiro –en 2014, al Brentford por 1,5 millones–. Este último, tras no llegar a estar una campaña entera en Vigo al encadenar previamente dos cesiones consecutivas a Castilla y al Eibar.
Mención aparte merece el caso de Iago Aspas, que en 2013 dejó el Celta para fichar por el Liverpool a cambio de 9 millones de euros. Sin embargo, el moañés acabó retornando a Vigo –por una cantidad que ronda los 5 millones– hace dos veranos para triunfar aquí.
La lista de canteranos salidos desde el primer equipo desde 2012 la completan Dani Abalo, Roberto Lago, Andrés Túñez, Toni Dovale, Jonathan Vila y Levy Madinda. Este último se marchó este mismo verano, cuando también dejaron Vigo, pero en calidad de cedidos, otros dos canteranos ya del primer equipo como Borja Iglesias y Borja Fernández.n