José Luis Cuerda ingresa en la Real Academia de Bellas Artes

La institución considera al cineasta "una figura fundamental" en la creación cultural española

José Luis Cuerda, durante una conferencia en el Liceo de Ourense.
José Luis Cuerda, durante una conferencia en el Liceo de Ourense.
José Luis Cuerda ingresa en la Real Academia de Bellas Artes

n n n El cineasta José Luis Cuerda fue elegido académico de número por la sección de Nuevas Artes de la Imagen de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, según informó la institución. La elección de Cuerda tuvo lugar en la celebración de la sesión plenaria del pasado lunes 23 de octubre. Propusieron su candidatura los académicos Manuel Gutiérrez Aragón, Gregorio Marañón y Josefina Molina.
Para la Real Academia de Bellas Artes, el director de cine es "un artista fundamental por su capacidad creadora, con estilo propio, que aúna el bagaje de la comedia y la picaresca española, todo ello apuntalado con un profundo sentimiento ético y humano".
Nacido en Albacete en 1947, José Luis Cuerda tiene unos fuertes vínculos con Ourense. Tanto que rehabilitó una casa rural en la aldea de Paradela de Moldes, en el municipio de Boborás y tiene una bodega en Leiro. Comenzó los estudios de Derecho, que abandonó para dedicarse a la radiodifusión y televisión. En Televisión Española colaboró en los servicios informativos, dirigió programas culturales y ejerció de realizador de las películas El túnel, adaptación de la novela de Ernesto Sábato, y Mala racha.

TRAYECTORIA CONSOLIDADA
En los ochenta afianza su trayectoria como director de largometrajes. Debuta en el cine con "Pares y nones", encasillada en la comedia madrileña, "Total", precedente del surrealismo rural, y "El bosque animado", adaptación de la novela de Wenceslao Fernández Flórez. Con posterioridad dirige "La lengua de las mariposas", a partir del texto de Manuel Rivas, y "Los girasoles ciegos", adaptación de la obra de Alberto Méndez.
"Amanece que no es poco" se convertirá en un hito en la cultura y el cine español y proyectará el reconocimiento de Cuerda a la categoría de los más grandes realizadores de cine. El retorcimiento de la realidad se articula en torno al humor del absurdo, con un elaborado pensamiento filosófico.n