Inauguran Louvre de Abu Dabi como puente de unión entre Occidente y Oriente

El Museo del Louvre de Abu Dabi fue inaugurado hoy oficialmente, con la presencia del presidente francés, Emmanuel Macron, de otros mandatarios extranjeros y de Emiratos Árabes Unidos, cuyo vicepresidente, Mohamed bin Rashid al Maktum, aseguró que este centro unirá Occidente y Oriente.

La luz del sol se filtra a través de una estructura durante la presentación oficial del museo Louvre de Abu Dabi
La luz del sol se filtra a través de una estructura durante la presentación oficial del museo Louvre de Abu Dabi
Inauguran Louvre de Abu Dabi como puente de unión entre Occidente y Oriente



"El Louvre de Abu Dhabi es un orgullo cultural y unirá el este con el oeste", declaró en la ceremonia de apertura, a la que asistieron el rey Mohamed VI de Marruecos y el presidente afgano, Ashraf Gani, entre otros.

Al Maktum añadió que el museo servirá para "luchar contra la oscuridad, la ignorancia y el extremismo intelectual a través de las artes y la belleza artística".

A partir del próximo sábado, 11 de noviembre, el público podrá visitar el gran complejo diseñado por el arquitecto francés Jean Nouvel, que custodia una colección de 600 obras de arte, la mitad de su propiedad y el resto cedidas por 13 grandes museos de Francia.

Entre sus piezas "estrella" se encuentra una estatua del rey egipcio Ramsés II (1279-1213 a. c.); la "Cabeza de Buda" (534-550 d. c.); páginas del "Corán Azul" (880 d. c); un autorretrato de Vincent Van Gogh" (1887 d. c) o "La fuente de luz" de Ai Weiwei" (2016).

Abu Dabi pagará en los próximos 30 años 647 millones de euros para contar con gerentes galos que supervisen las 300 obras de arte prestadas por Francia, además de 453 millones para poder usar el prestigioso nombre del Louvre, que atraerá a visitantes de todo el mundo.

El proyecto del museo, desarrollado por la constructora española Sanjose junto con las empresas Arabtec y Oger Abu Dhabi LLC, contó con un presupuesto inicial de 570 millones de euros.

Su estructura se inspira en la tradición y la cultura de Emiratos, combinando el color blanco, las formas geométricas árabes y la estrechez de las calles de los zocos, bajo la sombra de un oasis de palmeras, representada por la cúpula de 180 metros y 7.500 toneladas, bajo la que se extienden la mayoría de las galerías.