Fallece la pintora alemana Ana Peters, afincada en Denia

La pintora alemana --nació en Bremen en 1932--, pero afincada en Denia (Alicante) ha fallecido este lunes. La directora del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), Consuelo Císcar, ha lamentado la muerte de una persona a la que ha definido como 'artista irrepetible', y cuya última exposición retrospectiva se mostró en el IVAM en 2007.

La pintora alemana -nació en Bremen en 1932-, pero afincada en Denia (Alicante) ha fallecido este lunes. La directora del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), Consuelo Císcar, ha lamentado la muerte de una persona a la que ha definido como 'artista irrepetible', y cuya última exposición retrospectiva se mostró en el IVAM en 2007.

Peters abandonó Alemania al estallar la Segunda Guerra Mundial, con su familia y se instaló en Valencia, donde cursó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos y, también, en la Real Academia de Madrid, según ha indicado el IVAM en un comunicado.

Durante esa época mantuvo una 'estrecha relación' con los círculos locales de artistas de vanguardia. También participó en diversas exposiciones colectivas y formó parte de la sección de Estampa Popular en Valencia. El 1964 se casó con el crítico de arte Tomàs Llorens.

La directora del IVAM ha lamentado la pérdida de una pintora 'tan decisiva' en su relación con el mundo del arte. Su pérdida es 'desconsoladora'. 'La luz intensa que desprendía su mirada se ha apagado para siempre', ha señalado Císcar, quien ha recordado que en su última exposición retrospectiva celebrada en el IVAM en 2007, 'dejó constancia de su infinita elegancia y capacidad de comprensión y análisis como pintora y como persona'.

En este sentido, ha destacado que Peters 'eligió vivir en el Mediterráneo, en ese color de infinitas variantes monocromáticas que ella convertía en cuadros ,espejo sobre los estados de ánimo de quien los mira'.

Al describir su obra, Císcar ha indicado que el mar 'define sentimientos y Ana los pintaba con pureza'. 'Tenía una clara mirada entre arte y vida. Su lenguaje proyectó una carga estética, una interpretación emocionada del mundo a partir de un pensamiento humano y subjetivo'.

'Artista reflexiva como pocas', vivió la eclosión del pop-art crítico en Valencia, como muestra la obra 'Avaricia' que junto con 'Magia' 'donó generosamente' al IVAM. Posteriormente, 'fue depurando y definiendo su forma de enfrentarse al lienzo hasta conseguir esa luz dorada que siempre la envolverá', ha añadido.

'Cuando fallece una artista que he tenido la fortuna de contar con su amistad y la de su familia, que forma parte de mi educación sentimental y a la que siempre he admirado, sólo puedo unirme en la pena a su esposo, Tomàs Llorens, y a sus hijos Nani y Boye, y seguir viendo una y otra vez en su obra un pensamiento irrepetible, una pintura sin palabras en el cuadro, porque sus cuadros son la palabra, la voz callada del sentimiento hecha pintura', ha dicho.

Císcar ha asegurado que la luz era la 'poética sobre la que construía su universo personal, un espacio para el pensamiento, un lugar de reposo donde tomar un respiro antes de iniciar un nuevo camino; un nuevo rumbo que Ana acaba de tomar para descansar en paz junto a su Mediterráneo'.

'Apenas te has ido y ya te echamos de menos. Te buscaremos mirando al horizonte infinito desde cualquier puerto del mar que te cautivó'. 'Descanse en paz', ha concluido Císcar en un escrito dedicado a la artista.

CARRERA ARTÍSTICA

En cuanto a su carrera, en 1966 celebró una exposición de pinturas titulada Imágenes de la mujer en la sociedad de consumo en la galería Edurne de Madrid, cuyo contenido estaba muy próximo a los postulados del arte social de los 60.

A partir de entonces abandonó la actividad artística para dedicarse por entero a su familia. En 1973 se instaló con su marido y tres hijos en Portsmouth (Inglaterra). Al regresar a España, en 1985, se estableció en Denia (Alicante).

Tras su regreso reanudó la actividad pictórica con la preocupación puesta en desarrollar un estilo 'limpio y sencillo' en el contexto de la nueva abstracción lírica promulgada por el movimiento posmoderno en los 80.

En 1993 celebró la exposición Denia 1992-93, en la galería Punto de Valencia, que reunió medio centenar de pinturas y dibujos. Sus cuadros, enmarcados dentro de la nueva abstracción lírica, 'recogían todas las experiencia artísticas y vivenciales' de su creadora a lo largo de casi 20 años de 'silencio creador'.

Desde entonces, su obra ha podido verse en las ferias de arte de Colonia, Chicago, FIAC (París) o ARCO, y en diversas galerías y museos nacionales.

En 1994 figuró en la exposición 'Un siglo de pintura valenciana' del IVAM, en 1998 participó en la muestra 'Mujeres' que fueron por delante, del Museo de Bellas Artes de Sancarlos de Valencia y en el años 2000 se presentó una retrospectiva en el Museo de la Ciudad de Valencia. El IVAM organizó una gran exposición sobre su obra en el año 2007.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >