MANUEL MARTÍNEZ DIRECTOR TÉCNICO DE LA ORQUESTA CLÁSICA DE VIGO, QUE ESTA NOCHE TOCA CON TANGATA EN EL GARCÍA BARBÓN

“Este concierto es parte de las artes vivas y efímeras”

El grupo de música de tango, Tangata, conmemora este año tres décadas sobre los escenarios.

Manuel Martínez, de la Orquesta Clásica de Vigo, a las puertas del teatro García Barbón.
Manuel Martínez, de la Orquesta Clásica de Vigo, a las puertas del teatro García Barbón.
“Este concierto es parte de las artes vivas y efímeras”

Para celebrarlo se une a otro referente cultural de la ciudad, la Orquesta Clásica de Vigo y ofrecen un recital esta noche, a las 20.30 horas, en el teatro García Barbón, al que acudirán invitados varios suscriptores de Atlántico. Manuel Martínez, director técnico de la orquesta, desvela parte del repertorio.

¿Cuál es el resultado al unir una sinfónica con una agrupación de tango?
Hacemos un propuesta distinta y exploramos diferentes formatos. La orquesta y Tangata tenemos muchos músicos en común, por lo que hay una gran implicación. Alberto Vilas es el autor de los arreglos, ha sido muy fácil trabajar con ellos, estamos muy cercanos.

¿Es habitual la combinación de una agrupación sinfónica y un grupo de tango?
No, aunque grandes autores del tango como Piazzolla compusieron para sinfónicas. Son dos agrupaciones muy distintas, con códigos diferentes. Lo interesante de este proyecto es ver cómo se adecúan las dos partes y sales una nueva propuesta. El concierto de hoy es parte de las artes vivas y efímeras, tras esta noche ya deja de existir. Es bonito.

¿Qué es lo más complicado de esta fusión?
Es unir dos estilos. Cada una tienen un lenguaje propio, la música está escrita en códigos que se leen de forma diferente. Lo difícil es mostrárselo a los intérpretes.

¿Y cómo lo va a percibir el público?
Será un concierto agradable, porque son piezas muy bonitas, suenan como bandas sonoras. Intentamos darle más frescura. Es un género impresionante que ha sido muy mal tratado y procuramos quitarle toda la caspa.
¿Cómo va a ser la puesta en escena esta noche?
Será bastante sencilla, aunque habrá alguna sorpresa. Actuará Uxía y otros invitados. Más que un concierto queremos darle un punto de celebración, cumplir 30 años sobre el escenario es toda una proeza.

Desde la Orquesta Clásica de Vigo siempre apuestan por innovar, ahora es el tango, pero también fueron las bandas sonoras o el cine artesanal. ¿Dónde está el límite?
El límite lo pone el público, lo que sea capaz de aceptar. Desde la orquesta hacemos proyectos distintos porque queremos llegar de forma más cercana en la dinámica del público. Reunir a 60 intérpretes en el escenario es un lujo y tenemos que aprovecharlo. Para que una orquesta funcione bien tiene que tocar todo el año. No es que pretendamos modernizarnos, ni buscar los novedoso, queremos sorprender al espectador. El diálogo entre el público y los músicos tiene que ser fluido, hay que lograr involucrarlo en el show. Supera a la orquesta, tiene que ver con el proyecto cultural de la ciudad y su vitalidad.n