portaviones chinos

En estos momentos China dispone de un solo Portaviones, el “Liaoning” que compró de segunda mano a Ucrania en el 2012. Lo remodeló en unos astilleros de Dalian y es utilizado para entrenamiento y para armar la plataforma desde la cual construir sus propios Portaviones domésticos.
portaviones chinos
Ya es oficial, el primero se está construyendo en astilleros de Dalian en la Provincia de Liaoning. Uno segundo, sin confirmar, se construirá en Shanghai y la idea es llegar a tener cuatro (4) en un futuro. Esto les llevará muchos años por la complejidad técnica del proyecto pero no hay duda que están decididos y será entonces el segundo país en número de portaviones detrás de los Estados Unidos.

China es un país fuera de control. Algo así como un vaquero montado en un toro en un rodeo tratando de mantenerse encima. Su gran crecimiento no viene desde dentro sino desde fuera. Sin ir más lejos Apple tiene allí casi a 1 millón de empleados y BMW su mayor fábrica del mundo y así un largo etc. Empresas puramente chinas hay pocas aunque están rápidamente creciendo con grandes inversiones no solo dentro sino también fuera de China.

En Vigo sin ir más lejos ya hay algunas. Se calcula que para el 2020 su economía será la más grande del mundo, junto a la de los Estados Unidos que mantendrá el puesto de la economía más desarrollada y productiva pero China se encontrará con un montón de problemas empezando por el demográfico que en el 2040 tendrá unas consecuencias drásticas al tener el 40% de su población con más de 65 años debido a su política de “una familia un hijo” así como la falta de agua y terreno cultivable, con una polución asfixiante y además con un desequilibrio tremendo entre ricos y ultra pobres. Todo esto les hará muy inestables y por ende peligrosos. Que este país disponga de poderío militar semejante es un peligro para el mundo.

Un portaviones supone una flotilla de muchos barcos, aviones y submarinos. Los Estados Unidos después de la “crisis de los misiles” (con Cuba) en 1962 rápidamente fabricó 19 flotas de portaviones y están en construcción otros 2 de un total de 12 nuevos, uno cada cuatro años, más económicos, rápidos y versátiles que irán reemplazando a los existentes. No obstante el hecho que China esté construyendo sus propias flotas es una mala noticia porque significa una escalada a nivel internacional y sobre todo por su actitud agresiva con sus vecinos. Mientras los Estados Unidos y Japón se entiendan, que es lo más probable, no habrán problemas pero a largo plazo esta es una muy mala noticia.

El historiador francés Emmanuel Todd, un demógrafo y miembro del INED Francés, Instituto Nacional de Estudios Demográficos y autor del libro “Después del Imperio” opina que el declive americano nos hará ver lo mucho que les necesitamos.

Esta es paradoja. A la vez que China se internacionaliza más, los Estados Unidos lo hace a la inversa. Lo estamos viendo ya, después de salir escaldados de Iraq y de Afganistán y con sus titubeos con Siria pero sobre todo con Irán. Israel se quedó de piedra con el acuerdo de los Estados Unidos con Irán y con razón, es un error histórico pero sobre todo al sentirse por primera vez solos, les aterró.

Este repliegue será aprovechado por otras potencias siendo China la más obvia pero no podemos olvidarnos de los fanatismos de Oriente Medio o la agresividad y aires de grandeza del león herido y venido a menos que es Rusia.