área metropolitana

Desde la asociación que presido nos gustaría salir al paso de la polémica suscitada con la puesta en marcha del Área Metropolitana de Vigo. Sin huir del lógico debate político que acompaña siempre a este tipo de iniciativas, consideramos oportuno invitar a los partidos y a sus representantes a dejar de lado los personalismos y los presuntos réditos electorales. Les exigimos que se centren en la conveniencia y oportunidad de arrancar una entidad de este tipo pensando primordialmente en los beneficios que tendría para los ciudadanos.
La ley aprobada en el Parlamento permite constituir un entre administrativo capaz de gestionar de manera común algunos de los servicios públicos esenciales de 14 ayuntamientos. Entendemos que en un contexto de crisis como el que estamos, y con la necesidad de ahorro que apremia a los concellos, boicotear esta opción por cuestiones partidistas es un acto de irresponsabilidad política que actúa en contra de lo que los ciudadanos les pedimos a nuestros representantes.

Los órganos de gobierno de los que se dota el área metropolitana por ley son válidos y suficientes, como lo es el peso que tendría Vigo en los mismos. La comparación con otras área metropolitanas españolas de similares características deja en muy buen lugar a esta ciudad. Por eso entendemos que la discusión no puede centrarse en quien manda sino en cómo se gestiona esta comunidad de varios socios para que cumpla efectivamente sus cometidos. Y estos no son otros que mejorar los servicios y hacerlos más baratos. Que el agua, la basura o el transporte sean más eficaces y cuesten menos es lo que la gente busca. No que un solo alcalde tome las decisiones sin necesidad de debatir sus propuestas con nadie.

Es por eso que animamos a todos los partidos y a sus representantes a que olviden disputas personales y se concentren en dotar a los ciudadanos del área metropolitana que la población demanda desde hace demasiados años. Es de agradecer que la actual Xunta haya tramitado la ley que durante las últimas dos legislaturas ningún partido se atrevió a abordar. Lo de menos es que haya sido el PP quien haya cogido el toro metropolitano por los cuernos. Lo importante es que la herramienta ya está a disposición de los Concellos y de sus alcaldes. El turno ahora es para las corporaciones locales.

Los ciudadanos lo que buscamos es calidad en los servicios al menor coste posible. Vigo ha sido siempre una ciudad leal y generosa. Estamos convencidos de que ni un solo vigués se verá perjudicado por gestionar de modo común sus servicios. Que el área funcione sobre la necesidad de llegar a acuerdos entre sus socios es lo lógico y lo coherente. Y que Vigo sea la capital administrativa de esta estructura, con un peso preponderante en el órgano donde se toman las grandes decisiones, que es la asamblea, parece más que evidente en una simple lectura de la ley.

Déjense de jugar a ver quién manda y trabajen para los ciudadanos.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >