EDUARDO MARIÑO TENIENTE DE ALCALDE DEL CONCELLO DE AS NEVES

"No me veo muchos años en política, no es mi medio de vida sino un servicio a convecinos"

Este socialista convencido, que tiene entre sus metas el reto de potenciar y poner en valor el rural como revulsivo contra la despoblación de las aldeas, y que dio la gran sorpresa política en las municipales de 2015 en As Neves, al cabo de dos años largos sigue siendo un enigma para muchos 

El socialista Eduardo Mariño, teniente alcalde de As Neves.
El socialista Eduardo Mariño, teniente alcalde de As Neves.
"No me veo muchos años en política, no es mi medio de vida sino un servicio a convecinos"

-¿Quién es Eduardo Mariño?
Una persona de fuertes convicciones, que no se arredra ante el trabajo y que sigue creyendo que 'juntos somos más fueres', que camina con los zapatos pegados a la tierra, de carácter fuerte que esconde una gran humanidad. 

-Cree que son cualidades para estar hoy en política?
 ¡No!. Me considero un político atípico y orgulloso de serlo. Con principios y criterios propios que me marco yo, no los demás.

-¿Qué le movió a entrar en política?
Sin duda las injusticias. Creo en el principio de solidaridad por eso milito en el Partido Socialista. Creo en la lealtad, y en que la política es una herramienta para poder arreglar todas las deficiencias que hay  en la sociedad

-¿Entiendo que su ámbito político es el local, el más cercano?
Sí. No me considero un 'trepa' de partido

-¿ Dígame, cuál es su meta?
Cambiar As Neves. Que pasemos de ser 'zona cero' a ser un Concello en proceso de regeneración democrática, política y social.

-¿Y está en el camino? 
En el camino y con  todas las dificultades que hemos padecido, reveses políticos y posiciones distintas como equipaje. Sé que no es ni será fácil, pero estoy en el camino

-¿Tiene la impresión de que su trabajo se diluye en el interior de la coalición?
Sí, porque si haces las cosas bien el mérito es de quien gobierno. Y si las haces mal, la culpa es tuya. Hay muchos trabajos que no tienen trascendencia en el día a día. Es lo más ingrato de la política 

-¿Cómo está el clima político en As Neves?
Tenso. Los cambios no gustan pero son necesarios

-¿Y la salud del PSOE nevense?
Hay un proyecto en avanzado estado de gestación que debe seguir madurando para ser opción de gobierno. Un trabajo diario no exento de dificultades. Somos realistas y tenemos una agrupación unida y cohesionada con una línea política definida que hubo que pulir en ciertos aspectos, pero ahí estamos. La agrupación perfila las líneas de los gobiernos, las decisiones políticas, con principios muy estructurados, nuestros concejales tienen libertad total para actuar. Y todo eso, no deja de ser un reto diario 

-¿Los socialistas son llave en el gobierno de As Neves, pero explíqueme cómo se lleva eso de ser la 'llave' de la gobernabilidad?
¡Con óxido en las manos!. En serio, créame, no es una posición cómoda pero sí la del mayor reto político

-¿Cómo afronta los retos?
Siempre consigo lo que me propongo. Es el aliciente con el que me levanto cada mañana, y eso suaviza lo amargo de estar en un gobierno y el reto de estar en política 

-¿Su meta es la alcaldía?
Paso palabra...... Queda mucho por hacer

-¿Y un deseo 'político' para el nuevo año?
Soy de los que creen que en política van a cambiar las formas. Un político no puede olvidar que es un ciudadano más con decisiones que tomar, pensando en el futuro, como todo el mundo

-¿Y su futuro personal cómo lo ve?
No me veo muchos años en política, no es mi medio de vida. La política yo la veo de otra forma, como un servicio a  mis convecinos, algo vocacional. Siempe me ha gustado levantarme cada día con alegría para seguir trabajando aunque ahora....

-¿Ahora, qué?
Lo dejo ahí 

-¿Algo que quiera añadir?
Desear un ¡Feliz y próspero Año Nuevo  a todo el mundo!