VAL MIÑOR

Requisan el percebe extraído a pie por mariscadores a flote

Desde Aproamar culpan a la patrona mayor de Baiona  y anuncian una respuesta jurídica 

Percebeiros durante la protesta ayer en la lonja de Baiona.
Percebeiros durante la protesta ayer en la lonja de Baiona.
Requisan el percebe extraído a pie por mariscadores a flote

El conflicto que enfrenta a percebeiros a flote y a pie de Baiona con la dirección de la Cofradía se recrudece y vivió ayer un nuevo capítulo en Cabo Silleiro, donde guardacostas de la Xunta requisaron a primera hora de la mañana alrededor de 50 kilos de percebe  recogido a pie por percebeiros a flote. Los afectados alegaron que salieron por tierra debido al mal tiempo y así se lo expusieron a los guardacostas, que sin embargo no aceptaron sus alegaciones y respondieron que no había mal tiempo y que no podían ir a tierra porque había mar de fondo inferior a dos metros. En concreto, la previsión de Sillerio señalaba 1,9 metros. José Manuel, uno de los afectados explicó que "aunque windgurú hace una predicción, no quiere decir que acierten, eran de más de dos metros", señaló. Por otro lado,  indicó influyen otros factores, como el viento, las olas, y la niebla. l
Los guardacostas les estaban esperando desde las ocho menos cuarto. “Llegaron a la costa antes que nosotros y estaban esperándonos”. Durante su actuación, los agentes levantaron acta de infracción contra unos quince percebeiros por presunto incumplimiento de la normativa que regula las condiciones de acceso a la explotación del recurso. 
El representante legal de Aproamar, asociación que les agrupa como trabajadores autónomos del mar, sostiene que la Jefatura Territorial de la Xunta  ordenó  el comiso de percebe "legalmente obtenido" y anunció que habrá una contestación jurídica".
El letrado aclaró que  barcos no pudieron salir a faenar el martes "porque era peligroso y así lo notificaron en Capitanía". Por eso  salieron a pie al entender que el plan de explotación del percebe de la Cofradía de Baiona  es conjunto y les permite hacerlo en caso de inclemencias meteorológicas. "No podían salir a faenar con mala mar porque es peligroso, va en contra de la seguridad y del plan de prevención que tiene cada uno de los barcos", indicó 
El malestar es patente en el colectivo de trabajadores tras este nuevo incidente del que responsabilizan a la patrona de la Cofradía de Baiona, Susana González "respaldada por una minoría de 15 personas frente a una mayoría de 120". El sector  crítico, que pide su dimisión, realizó una protesta en la lonja, durante la  subasta del percebe que "escaso percebe que salvamos" Para el sector crítico lo ocurrido en Cabo Silleiro  "es inaudito y no ocurre  en ningún puerto de Galicia, solo en Baiona” . 
Aseguran no entender que les sanciones por la aplicación de un criterio "hecho ex proceso por la patrona mayor, que la Consellería y la Jefatura Territorial avalan con una actuación arbitraria, desproporcionada y claramente dirigida a una finalidad, y eso lógicamente tendrá  respuesta judicial por nuestra parte”.