REDONDELA

Recuperan la antigua escuela unitaria de Nespereira

El Concello de Pazos de Borbén reformó el edificio a petición del Anpa. Los alumnos de Infantil comenzarán aquí el nuevo curso

El alcalde visitó ayer los últimos trabajos de acondicionamiento del edificio escolar.
El alcalde visitó ayer los últimos trabajos de acondicionamiento del edificio escolar.
Recuperan la antigua escuela unitaria de Nespereira

Tras varios años en los que las clases tenían lugar en la conocida como “casa do Mestre”, los 13 alumnos de la escuela infantil de A Galeriña, en Pazos de Borbén, volverán este curso al mismo lugar en el que aprendieron y jugaron muchos de sus padres y abuelos de los actuales alumnos, la escuela unitaria de Nespereira.  El retorno a las antiguas aulas se produce por petición del Anpa, que el año pasado solicitó estudiar la posibilidad de volver a dar las clases en A Galeriña. Tras varias reuniones entre el profesorado y el alcalde estudiando la viabilidad del proyecto, se decidió arrancar con una reforma que, dado el estado de la edificación, necesitó un largo proceso de recuperación con diferentes fases, restaurando el aula principal durante el pasado curso y terminando la mejora en el resto del centro durante el verano.
La reforma comenzó a finales del pasado año garantizando las condiciones de habitabilidad del aula principal, retirando todos los viejos enseres, revisando los elementos de climatización, la instalación de un nuevo suelo y diversos trabajos de pintura y fontanería en los baños adaptados para los pequeños. Además, se invirtió parte del presupuesto del centro para adquirir muebles de soporte y almacenaje para adaptarse a las nuevas dimensiones del aula, más espaciosa que la usada anteriormente.
Este verano se instaló un nuevo acceso al centro, más amplio y seguro para la recogida de los pequeños por parte de sus familias, se mejoró el sistema de desagüe y recogida de pluviales de todo el edificio y se reformó casi al completo el aula secundaria, que ahora se convertirá en un espacio de psicomotricidad para que los pequeños puedan realizar todo tipo de actividades. 
Para adaptar este nuevo espacio se tuvieron que realizar varios trabajos de albañilería, fontanería y electricidad además de los necesarios para instalar el suelo y acondicionar por completo el aula, garantizando que cumple con todas las medidas de seguridad y habitabilidad legales.
Por último, el aula situada en la antigua casa del maestro, y que hasta ahora daba servicio al centro, se convertirá en una sala especializada en trabajos manuales para los proyectos artísticos de los alumnos. 
El alcalde de Pazos de Borbén, Andrés Iglesias, visitó los trabajos en compañía del profesor titular del centro para asegurarse que todo esté preparado para el inicio del curso y explicó que esta actuación tiene “una doble finalidad, porque mejoramos muchísimo las condiciones de un centro educativo fundamental en uno de los barrios de mayor población del municipio y a la vez recuperamos un elemento entrañable para todos los vecinos. Muchos estudiamos aquí de niños y este lugar sólo nos trae gratos momentos. Ahora seguirá creando buenos recuerdos en los vecinos de los próximos años”.