CONDADO/LOURIÑA

El PP alerta de la intervención del Concello de Ponteareas

Según el Partido Popular el 'tripartito gasta 3,4 millones más de lo permitido', y esto  podría acarrear una decisión  del Estado

El portavoz del  PP, Salvador González Solla con  la concejala del grupo popular, Belén Villar.
El portavoz del PP, Salvador González Solla con la concejala del grupo popular, Belén Villar.
El PP alerta de la intervención del Concello de Ponteareas

 Los populares salieron al paso de las 'filtraciones' del alcalde anunciando datos correspondientes a las cuentas de 2016, que según dicen "reflejan la buena gestión" que están haciendo "cuando la realidad es todo lo contrario": este gobierno tripartito cuando habla de buenos resultados "se olvida" de decir que "incumplieron" el Plan de Saneamento Financiero 2014-16 "al haber gastado más de los permitido" durante los dos años que llevan gobernando, además de "haberse apartado" de la senda iniciada por el gobierno del PP, de ahorro y contención del gasto "para el sanear las arcas municipales", explica la concejala popular, Belén Villar. La  situación desde el 31 de diciembre de 2016 cambió totalmente al rematar el Plan de Saneamento Financiero. Como "no cumplieron" lo que el plan recogía, y con un remanente de tesorería negativo de 1,5 millones de euros, "están obligados por ley" a buscar una solución “prioritaria"y llevarla al primer pleno  que se celebre. "Cuestión que también incumplen" porque el alcalde ya celebró dos plenos ordinarios "y no incluyó" propuesta alguna para que el Concello vuelva a la legalidad. El señor alcalde “confía en revertir en positivo el remanente de tesorería” durante 2017, pero lo cierto es que "ya tenía que haberlo hecho en 2016", y ese incumplimiento provoca una situación "irregular" que deben resolver de inmediato. También se "le olvidó mencionar" que en 2016 gastaron 3,4 millones más de lo permitido, incumpliendo la Ley de Estabilidad Presupuestaria, lo cual provoca automáticamente que al Concello se le apliquen medidas coercitivas y sancionadoras, "que derivarán en una intervención del Estado", afirma el PP.