BAIXO MIÑO

Paramos recibe con escepticismo la declaración de zona catastrófica

Los damnificados por la explosión de la pirotecnia de Paramos pueden quedar exentos del pago de la Renta, además de ayudas y rebajas fiscales al ser ya "zona gravemente afectada por emergencia". Los vecinos piden que pague el desescombro Pág. 12

Los vecinos de Paramos y la Corporación tudense, menos e PSOE, se manifestó ayer en Pontevedra.
Los vecinos de Paramos y la Corporación tudense, menos e PSOE, se manifestó ayer en Pontevedra.
Paramos recibe con escepticismo la declaración de zona catastrófica

n n n  El Consejo de Ministros acordó declarar a Paramos, en Tui, como zona de emergencia más de tres meses  después de la explosión de la pirotecnia que dejó decenas de casas destrozadas en mayo. Una decisión que también se aplicó a las  zonas de la Comunidad Valenciana afectadas por el incendio forestal de Llutxent, en agosto. 
Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, explicó que mediante esta declaración se garantizará el acceso a ayudas económicas "esenciales" a los afectados, tales como exenciones fiscales o la posibilidad de eximir del impuesto de la renta a las personas afectadas.
El colectivo de afectados por su parte manifestó su "agradecimiento por la declaración, que es el primer paso para que se apruebe la exención fiscal para todos los afectados", aseguraba ayer el presidente de la asociación, Salvador García, poco antes de la concentración que se llevó a cabo ante la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra. Al acto asistieron numerosos vecinos de Paramos arropados por todos los concejales de la corporación tudense encabezada por el alcalde, Carlos Vázquez Padín. En la protesta no estuvieron los ediles del PSOE, que habían confirmado su asistencia antes de conocerse la declaración de zona catastrófica por parte del Gobierno central. 
Una vez declaradas zonas de emergencia por parte del Consejo de Ministro, se facilitará ayudas por fallecimiento o por incapacidad absoluta y permanente de 18.000 euros; ayudas por destrucción o daños en enseres, con un límite de 2.580 euros. 
A los establecimientos industriales, mercantiles y de servicios, incluidos los agrarios, marítimo pesqueros, turísticos y de otros servicios se otorgarán ayudas de hasta 8.000 euros.
Además a las personas físicas o jurídicas se les abonará el importe total de gastos y se darán también ayudas a las corporaciones locales para los gastos realizados por actuaciones inaplazables de emergencia.
Asimismo, las viviendas que hayan quedado destruidas totalmente, se cubrirán los daños con un máximo de 15.120 euros; por daños a la estructura, el 50 por ciento de los daños, con un máximo de 5.160 euros; por daños a elementos comunes de una comunidad de propietarios se ayudará con el 50 por ciento de los daños hasta un máximo de 8.000 euros y por destrucción o daños en los enseres domésticos de primera necesidad se otorgarán 2.580 euros.
Igualmente, el Gobierno prevé también la posibilidad de exención de las tasas aplicables a la tramitación de bajas de vehículos y de expedición de duplicados de los permisos de conducción o circulación.

Poca definición  
Las medidas anunciadas y publicadas en el portal de la Moncloa tras el Consejo de Ministros "están aún poco definidas, por lo que queremos esperar a saber qué dice el BOE y después daremos nuestro parecer", señalaba Salvador García, para quien lo que se conoce por el momento "es calcado del decreto 305/2005, en el que las ayudas son exiguas y la desgravación es sólo para los más damnificados y en función del IPREM, mientras que nosotros reclamamos que sean para todos los afectados. Aquí la gente es humilde. Este es un barrio obrero y todos tenemos que ser iguales", aseveró. 
 Además, desde la Asociación de Afectados se emitió un comunicado en el se advierte de que con estas medidas "pueden quedar bastantes afectados fuera de las ayudas"añadiendo que desde ya piden que "haya un "resarcimiento total de los daños causados por la explosión, independientemente del grado de afectación, las rentas anuales y el estado de las viviendas".
Asimismo, reiteraron en el mismo escrito hecho público unas horas después de la comparecencia de la portavoz del Gobierno necesidad de que se adopte "con urgencia el compromiso por parte del Ejecutivo central de exención fiscal total y para todas las ayudas". 
Precisamente el alcalde de Tui, Carlos Vázquez Padín, también expresó ayer su "preocupación" porque la información publicada "no aclara nada de exenciones fiscales ni sobre el IRPF". La declaración de zona de emergencia es consecuencia de la explosión de material pirotécnico ocurrida el pasado 23 de mayo en un almacén clandestino en la parroquia de Paramos, que ocasionó la muerte a dos personas y dejó heridas de diversa consideración a 37. En total hay 800 afectados y más de 300 casas resultaron dañadas o destruidas.n