LAS MÁQUINAS ENTRARÁN EN PARAMOS

Paramos avanza con la fase previa del desescombro

Los propietarios de las casas afectadas deberán autorizar primero a la empresa 

Los trabajos se llevarán a cabo en un área de 25.000 metros cuadrados de la Zona 0.
Los trabajos se llevarán a cabo en un área de 25.000 metros cuadrados de la Zona 0.
Paramos avanza con la fase previa del desescombro

La primera jornada del desescombro en la Zona 0 de Paramos estuvo dedicada a ultimar los preparativos antes de que las máquinas comiencen a trabajar. El alcalde de Tui, Carlos Vázquez Padín, explicó que los vecinos afectados por la explosión deberán entregar sus autorizaciones para que la empresa contratada al efecto, Demoliciones y Desamiantados de Galicia S.L., pueda actuar en sus respectivas parcelas. En todo caso, la empresa ya tiene equipos disponibles y en cuanto reciba las autorizaciones, comenzará a trabajar.

Las obras, que tendrán un plazo de ejecución de dos meses, se llevarán a cabo en un área de 25.000 metros cuadrados donde se retirará todo el escombro, se demolerán tres segundas plantas de viviendas con riesgo de desplome y se actuará sobre los muros que dan a los viales públicos.
Vázquez Padín destacó que ayer  ya comenzó a superarse el "último escollo" para que los afectados por la explosión del polvorín ilegal puedan volver a "la normalidad". Insistió también en que queda una "asignatura pendiente, fundamental", que es que el Gobierno central asuma la inversión que está asumiendo ahora el Ayuntamiento de Tui.
El alcalde recordó que pasaron cuatro meses desde la declaración de zona catastrófica y no hay "nada publicado en el BOE, nada tangible" respecto a que el Ayuntamiento de Tui vaya a recuperar las "cantidades muy significativas" que está asumiendo.
Desde la plataforma de afectados por la explosión, su portavoz, Salvador García, indicó que tratan de que se dé prioridad en los trabajos de desescombro a las primeras viviendas, cuyos propietarios siguen realojados siete meses después del siniestro.
También aspira a que se desarrollen antes los trabajos en aquellas casas que presentan muros deteriorados por las lluvias y el viento de los últimos meses o con estructuras que amenazan con caerse al suelo.