MORRAZO

El nuevo Rande se 'extiende' al Morrazo con el enlace directo

El viaducto y la conexión evitarán la rotonda de Domaio y facilitarán una mejor comunicación entre las dos orillas

La conexión entre la autovía del Morrazo y el puente de Rande, ya avanzada.
La conexión entre la autovía del Morrazo y el puente de Rande, ya avanzada.
El nuevo Rande se 'extiende' al Morrazo con el enlace directo

El Corredor del Morrazo llega a soportar hasta 25.000 coches en verano, cifra que con seguridad crecerá una vez abierta la autovía, que enlazará directamente con la autopista y el puente de Rande y que podría recibir a partir de entonces hasta 50.000 vehículos. Sobre todo una vez construida a la conexión rápida entre ambas vías. Los trabajos se incluyen dentro del primer subtramo del desdoblamiento del Corredor que realiza la empresa Copasa y que se extiende entre Domaio y el enlace de San Lorenzo, con una longitud de 3,2 kilómetros. La nueva estructura, de 75 metros de longitud, supondrá evitar la rotonda de Domaio, que hoy resulta uno de los puntos críticos que provocan retenciones en los movimientos entre ambos lados de la Ría. La obra avanza al ritmo que el resto de la autovía, por lo que debería estar lista dentro de cuatro meses. Mientras tanto, los miles de coches circulan a diario entre Vigo y Cangas -unos 15.000 al día en esta época del año- se ven obligados a coger la antigua carretera comarcal. El trayecto que hasta ahora se hacía en media hora ha pasado a un largo recorrido que alcanza los 60 minutos con facilidad en los momentos punta. 
El tramo más complicado se realiza entre Domaio y Meira, donde hay zonas muy estrechas, semáforos y zonas donde la velocidad está tasada en 60 kilómetros por hora. Para reducir la presión hay más frecuencias de barco en Moaña.