CONDADO

Una joven profesora y triatleta porriñesa muere en el Angliru al fallar los frenos de su bicicleta

María Ferreira, de 29 años, falleció al caer por un terraplén y chocar contra un muro. Había acudido con su novio y unos amigos a ver la etapa reina de la Vuelta. Era profesora de gimnasia en el colegio Santo Tomás de O Porriño y triatleta en el club de atletismo

María Ferreira, en una prueba como triatleta.
María Ferreira, en una prueba como triatleta.
Una joven profesora y triatleta porriñesa muere en el Angliru al fallar los frenos de su bicicleta

La triatleta porriñesa María Ferreira, de 29 años, falleció ayer cuando descendía el Angliru al fallarle los frenos. Profesora de educación física en el Centro Escolar público de Porriño Santo Tomás, vivía con sus padres en la urbanización El Sol y era hija única. Deportista habitual con amplia formación (licenciada por el INEF), estaba integrada en el equipo Club Atletismo Porriño, con el que había conseguido varios podiums en la modalidad de triatlón.
El accidente tuvo lugar durante la etapa reina de la Vuelta a España que se disputaba en Asturias, y que María Ferreira fue a presenciar en directo como gran amante de la bicicleta que era, en esta ocasión en compañía de un grupo de amigos y su novio. 
El golpe mortal se produjo en Cueña les Cabres, en el Angliru, en el lugar conocido como Riosa. Al parecer perdió el control del vehículo en una de las empinadas cuestas del monte al no funcionar el sistema de frenado y colisionó directamente con un muro. Presentaba un traumatismo craneoencefálico y politraumatismos, y fue evacuada por el Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias, a bordo del helicóptero medicalizado, al Hospital Universitario Central de Asturias, donde pese a todos los intentos nada pudieron hacer para salvar su vida. 
El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el primer aviso a las 12.10 horas, antes del final de la etapa. En la llamada se indicó que había una ciclista herida que había colisionado contra un muro y estaba en el suelo en El Angliru. La aeronave dejó al médico-rescatador y a un bombero-rescatador a unos 100 metros del punto en el que se encontraba la ciclista accidentada. 
Tras ser atendida sobre el terreno, donde todavía se encontraba con vida, se ejecutó una operación de grúa, en la que se desplegaron 44 metros de cable, para izar al médico y a la herida, en camilla, a la aeronave, donde fue trasladada al centro médico. 
El lugar del accidente es el de mayor pendiente del Angliru con  un 25%.