ANTONIO LOMBA ALCALDE DE A GUARDA, EN LA MITAD DEL MANDATO

"A Guarda sufre las consecuencias de no haberse terminado la vía de alta prestación"

Antonio Lomba, alcalde de A Guarda, ha tenido que hacer de la negociación su mejor arma al gobernar en minoría. Pasado el ecuador del mandato, el regidor reconoce no haber logrado aprobar el PXOM, aunque sí contó con el apoyo suficiente para sacar los presupuestos de este año.

Antonio Lomba es alcalde de A Guarda en minoría.
Antonio Lomba es alcalde de A Guarda en minoría.
"A Guarda sufre las consecuencias de no haberse terminado la vía de alta prestación"

Entre las asignaturas pendientes están la finalización de la Vía de Altas Prestaciones, que está condicionando el crecimiento del municipio o la creación de una salida sur al puerto o el dragado del río que impide el normal funcionamiento del ferry. 


-Tras medio mandato, y en minoría, ¿está siendo una acción de gobierno cómoda la de los socialistas en A Guarda?
-Consideramos importante, más que una acción de gobierno cómoda, poder llevar adelante el programa con el que nos presentamos a las elecciones. Tener que gobernar en minoría condiciona esta acción de gobierno en temas importante, como por ejemplo la aprobación inicial del Plan Xeral que no conseguimos que fuera apoyado por los demás grupos, o los presupuestos que sí logramos aprobar para 2017. Aun así, a falta de un socio de gobierno, estamos dispuestos en todo momento a negociar con todos los partidos con representación municipal, cuestiones puntuales que redunden en beneficio de A Guarda y que nos permitan llevar adelante nuestras políticas.

 
- Tres grandes temas siguen a la espera de menos intenciones y más obras: Vía de Altas Prestaciones, acceso sur al puerto   y servicios de abastecimiento y saneamiento en el Trega
-Entiendo que las intenciones no debieron ser suficientes  por parte de la Xunta dado que las obras siguen sin hacerse cuando, bajo la consideración del equipo de gobierno de A Guarda, son competencia clara de la administración autonómica. Por parte del Ayuntamiento las intenciones fueron, son y serán todas para demandar e impulsar estas tres obras y otras que la villa o la comarca necesitan. La VAP, consideramos que A Guarda y el Baixo Miño están abandonados por la Xunta. Fueron los que ahora gobiernan los que primero hablaron de su importancia, pero ahora, con las obras a medio hacer, ignoran las necesidades de una comarca que está sufriendo las consecuencias del aislamiento. Respeto del acceso Sur, otra obra importante para A Guarda, hicimos gestiones ante la Diputación para que acometa la redacción del proyecto. Tenemos el compromiso, que formalizaremos en los próximos días, de que se harán cargo de la redacción del documento que nos servirá para presentar a la Xunta  y demandar financiación para esta infraestructura que permitirá el acceso de todo tipo de tráfico al puerto de A Guarda liberando del mismo al casco urbano. En cuanto a servicios de abastecimiento y saneamiento al monte Trega, el Ayuntamiento cuenta con un proyecto cuya lo mismo incluso que las otras dos, estaban incluidas en las enmiendas a los presupuestos de la Xunta de 2017 presentadas por el PSdeG.


- ¿Qué ofrece A Guarda a los peregrinos?
A estas alturas el Camino de Santiago está superando las expectativas que tenía en principio nuestro equipo de gobierno, tanto en número de peregrinos como en pernoctaciones en el albergue. Nuestro camino ofrece unos paisajes de la desembocadura y de la costa de una gran belleza. En la actualidad estamos trabajando en la mejora de las condiciones del camino y en la implicación de los establecimientos de la villa con los peregrinos para que lleven el mejor recuerdo posible de su paso por A Guarda.


-El peregrino se encuentra con un grave problema: la incertidumbre del ferry, con días sin funcionar y horario variable. ¿Por dónde pasa la solución?
No vemos una solución a corto plazo dado que el Gobierno de España, que es quien tiene competencias en el dragado del canal del ferry para mejorar su navegabilidad, no se ocupa de esta cuestión, a pesar de las continuas demandas del Ayuntamiento. Por nuestra parte intentamos informar, a través de las páginas web municipales, de los horarios en los que el barco funciona. Consideramos que a medio plazo deberíamos mejorar la comunicación entre A Guarda y Caminha para personas y vehículos. Esta mejora debe venir como resultado de un estudio de movilidad que contemple distintas posibilidades para optar por una comunicación sostenible en el tiempo.


- La oposición los acusan de "pasotismo", aprueban ruegos que no se realizan, falta de gestión…
-El equipo de gobierno es muy experimentado y competente y así lo está demostrando día a día en todos los ámbitos. Entendemos que la oposición haga su papel, pero a veces tenemos la sensación que una parte de la misma tiene poca visión institucional. Por nuestra parte hemos cerrado, en lo que va de legislatura, acuerdos puntuales con casi todos los partidos, sin embargo, hay algún grupo que no es capaz de ponerse de acuerdo ni entre ellos mismos a la hora de votar en los plenos. Tenemos que gestionar las cuestiones que nos plantean tanto los grupos políticos como los vecinos según su prioridad y los medios con los que cuenta el Ayuntamiento, tenemos los criterios muy claros y sabemos que esto no les gusta a los que quieren hacer la política de “cuanto peor mejor”.


- Faltan dos años para finalizar el mandato. ¿Cuáles son los retos que quieren superar hasta el final del mandato?
-Tenemos muchos frentes abiertos. Hay muchos temas importantes para A Guarda en los que llevamos trabajando mucho y de los que se verán frutos antes del final de la legislatura. En este sentido queremos agradecer la política de la Diputación que, gracias al Plan Concellos, está posibilitando que gestionemos los fondos que nos corresponden respetando la autonomía municipal.