BAIXO MIÑO

Una embarazada sufre un accidente y quintuplica la prueba de alcoholemia

Una conductora embarazada que sufrió un accidente de circulación quintuplicaba el límite legal de tasa de alcohol consumido.

Una embarazada sufre un accidente y quintuplica la prueba de alcoholemia

La mujer, de 47 años, en avanzado estado de gestación sufrió un accidente de tráfico el pasado fin de semana en una céntrica calle de Tomiño. Al no haber un acuerdo, solicitaron la mediación de la Guardia Civil. Los agentes, al constatar que tenía síntomas "evidentes" de embriaguez fue sometida a dos pruebas de alcoholemia que revelaron una tasa de 1,42 en la primera prueba y de 1,46 en la segunda. Según los agentes, la conductora tenía síntomas evidentes de embriaguez como un fuerte olor a alcohol, pupilas dilatadas, apatía, incoherencias en las respuestas y cierto adormecimiento. La Guardia Civil explica que esta mujer, en caso de ser condenada, podría enfrentarse a una pena de prisión de tres a seis meses, con una de multa de hasta doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de uno a tres meses, además de la retirada del carné de conducir por un periodo máximo de cuatro años.
Por otra parte, también investigan a un hombre de 37 años, vecino de Salceda de Caselas por negarse a realizar la prueba de alcoholemia y quebrantar la inmovilización del vehículo.
Según el instituto armado, el hombre fue sorprendido al volante con evidentes signos externos de embriaguez. El 112 Galicia, tras la alerta de un particular, avisó a la Guardia Civil de un vehículo que estaba siendo conducido de forma negligente y temeraria por la autovía A-55, a la altura del polígono industrial de As Gándaras, en O Porriño. Los agentes, una vez interceptaron el coche, comprobaron que el conductor apenas mantenía la verticalidad. El hombre se negó a hacer las pruebas de alcoholemia y detección de drogas, por lo que la Guardia Civil le inmovilizó el coche. Horas después, los agentes comprobaron que el conductor quebró la orden de inmovilización y volvió a coger el coche. Por todo ello le denunciaron por un delito de desobediencia y por un delito contra la seguridad vial. n