MORRAZO

El castro que cambió la autovía

La transformación del Corredor del Morrazo en el nuevo vial Vigo-Cangas obligará a una rectificación para salvar un yacimiento único. Los arqueólogos siguen descubriendo piezas en Montealegre, en Domaio

La transformación del Corredor del Morrazo en la nueva autovía que unirá  Rande con Cangas obligará a una rectificación para salvar un yacimiento arqueológico único , situado en Domaio, al pie de la Ría y muy cerca del puente.
La transformación del Corredor del Morrazo en la nueva autovía que unirá Rande con Cangas obligará a una rectificación para salvar un yacimiento arqueológico único , situado en Domaio, al pie de la Ría y muy cerca del puente.
El castro que cambió la autovía

nnn La construcción del Corredor del Morrazo salvó el Castro de Montealegre con un sencillo túnel, pero la autovía Vigo-Cangas necesitará una obra mayor para mantener un yacimiento que, pese a su situación al pie de la Ría de Vigo cerca de Rande, en la parroquia de Domaio, era un ilustre desconocido hasta hace apenas unos meses. Aunque descubierto hace un siglo, hacia 1920, las excavaciones más importantes se realizaron mucho después, sobre unas tres hectáreas. Entonces se descubrieron restos de una muralla, construcciones y miles de piezas, además de petroglifos. Todo ello dio cuenta de un asentamiento que se prolongó en el tiempo y que podría haber sido uno de los más importantes de Galicia, habiendo llegado hasta el siglo V. Aunque los expertos no acaban de ponerse de acuerdo, parece que los castros del Trega (Santa Tecla) en A Guarda y de Vigo serían los mayores de Galicia, aunque no de Galleacia, donde habría que añadir al menos la citania de Briteiros, cerca de Braga. Y luego quizá estaría Montealegre.
El trazado de la autovía iba a afectar una parte, aunque pequeña del castro, así que la idea era trasladar piezas y llevarlas a un museo en Pontevedra. No obstante, varias asociaciones del Morrazo se movilizaron y la Xunta ha optado de momento por ampliar la campaña arqueológica en varios meses con un millón de euros y replantear la solución y el trazado. No será fácil. De momento siguen los hallazgos: cabañas, un muro de acceso y un "basurero" con restos de ostras y almejas. Y lo más llamativo, más  de 20.000 piezas, en buena parte cerámica, y también molinos de mano y piezas de metal o de bronce. Un filón arqueológico.
Desde la Xunta, tanto el delegado territorial en Vigo como la Consellería de Infraestructuras advirtieron de que todavía no hay una decisión técnica aunque se está poniendo todo el empeño, lo que pasa necesariamente por cambiar la autovía en el trazado previsto. La solución que manejan los técnicos y que la Consellería de Infraestructuras insistió en que no se puede dar aún por definitiva -falta el visto bueno de los informes para saber si la roca aguanta- pasa por duplicar el actual túnel, lo que exigirá más presupuesto. Y también más paciencia: habría que cortar el Corredor en su punto crítico durante al menos tres meses, quizá más, para realizar la obra. A cambio, se salva Montealegre. n