CONDADO / LOURIÑO

Hay 15 pozos contaminados por lindano, siete sín traída

Sanidade prohíbe beber y tambien consumir verduras y hortalizas regadas con su agua 

Los vecinos afectados por Lindano llenaron ayer el salón de plenos.
Los vecinos afectados por Lindano llenaron ayer el salón de plenos.
Hay 15 pozos contaminados por lindano, siete sín traída

 La situación es preocupante en el barrio de O Contrasto, en la parroquia de Torneiros. Según las analíticas de las que ayer informaron técnicos de las consellerías de Medio Ambiente y Sanidade en la reunión mantenida con los vecinos en el salón de plenos del Concello porriñés, están contaminados un total de 15 pozos, 7 de ellos de viviendas sin traída que habrá que clausurar de forma preventiva. Vecinos a los que habrá que abastecer y a los que ayer mismo el Concello ya suministró agua potable con todas las garantías de salubridad. En este caso, la alcaldesa, Eva García de la Torre, presente en la reunión, se comprometió a valorar todas las posibilidades, entre ellas llevar a cabo obras para enganchar estas viviendas a la red de suministro municipal. Pero de momento, queda prohíbido tanto beber como consumir hortalizas cultivadas en estos terrenos y que hayan sido regadas con agua  de los pozos contaminados. Y así mismo, se recomienda la clausura de todos los pozos y fuentes de la zona,  independientemente de los análisis y evitar -por precaución-, el agua de las traídas. De todas formas, la consellería de Sanidade analizó las traídas de agua vecinales de los barrios de O Contrasto, Buraco da Raposa y Pereira y no detectó presencia de lindano (en la  zona acotada hay cuatro traídas, 3 de Porriño y 1 de Mos, y son todas seguras). De cualquier manera, la Xunta, se compromete a llevar a cabo un seguimiento y recoger muestras periódicas hasta que se habilite un abastecimiento alternativo. Y en caso de precipitaciones fuertes y de posibles inundaciones, realizará otra analítica completa. 
      Y para tranquilidad de la población afectada, la Xunta -después de Navidad-, iniciará la redacción de un proyecto de cara a la recuperación y limpieza de los suelos en cuanto finalice la fase preliminar de investigación, que se está desarrollando en la zona y que permitirá conocer la situación real de la presencia de lindano.
     Por otra parte, los ecologistas de Adega, alertan de concentraciones "altas" de lindano en el río Louro, que en algunos puntos del cauce multiplican por 10 el máximo permitido. Concretamente señalan dos trechos del Louro, uno en Tui, a la altura del puente de la N-550, y el otro en el lugar de A Rocha, parroquia de Atios, en  O Porriño. Ambos son los que presentan los niveles mas preocupantes.